Sitio de Montevideo

 

Nuevamente los invasores ingleses atacaron el Virreinato del Río de la Plata, desembarcando las tropas inglesas bajo el mando de Sir Samuel Auchmuty, esta vez en El Buceo -distante a unas tres leguas de Montevideo- el 16 de enero de 1807.
Sir Samuel AuchmutyEl 19 de enero, Viamonte, al frente de un tren de artillería volante, actuó con éxito notorio, sosteniendo la defensa y repeliendo con nutrido fuego al enemigo, salvando “la artillería, municiones, armas y demás efectos del Rey”. Las cuatro piezas del tren de artillería fueron trasladadas hasta Santa Lucía para su resguardo. Su pericia logró salvar la división de una derrota segura.

Asegura Liniers que la actividad de Viamonte en El Buceo fue sobresaliente, “dificultando el desembarco del enemigo al mando de una división de tren volante, única que operó con su pesado fuego contra los ingleses, según expresa el mismo general Sir Samuel Hacmuthy en el parte que dio a su Corte”.

Dice Viamonte en su carta al rey: “Yo pasé a la Banda Oriental de este Río y Vuestro Virrey Marqués de Sobre Monte tuvo a bien confiarme una división de tren volante destinada a recibir el primer ímpetu de los enemigos: llegó con efecto el caso de operar con él el día 19 de enero del presente año en que los enemigos se pusieron la vez primera en disposición de recibir nuestros fuegos; desgraciado fue el suceso de esta acción, pero aún en medio del último conflicto traté de señalar mi honor y distinguir la bizarría de mi empeño. La división fue abandonada: ni un solo fusil podía sostenerme; sin embargo mis fuegos fueron incesantes hasta conseguir poner fuera de riesgo la artillería de mi mando, y tomar una posesión combinada con la que en aquella circunstancia ocupaba nuestro ejército casi derrotado. Desde este momento, haciendo alarde de la subordinación me mantuve a las órdenes del Jefe quién después de otras disposiciones me previno marchase a Santa Lucía procurando salvar como en efecto, las cuatro piezas de tren de mi división”.